Entrenamiento específico para la mujer

Entrenamiento específico para la mujer

Entendiendo que en el ciclo vital de la mujer están presente una series de cambios hormonales que afectan de forma directa su estructura muscular y ósea, debemos prestar atención en qué fase estamos para enfocar nuestro entrenamiento y obtener su máximo aprovechamiento..

En edad fértil cada mujer presenta altibajos hormonales, las hormonas varían en cada momento del ciclo, especialmente los estrógenos u hormonas típicamente femeninas. Los estrógenos influyen en el tipo de energía que utilizan los músculos para moverse.

Si conoces tus hormonas puedes rendir mejor, o al menos conocer la causa de porqué no rindes.

 
 
  • Premenopausia o climaterio

En estos años es importante establecer una rutina de ejercicio enfocado a reforzar nuestras articulaciones y aumentar nuestro gasto metabólico. El objetivo es adelantarnos a los cambios que llegarán con la menopausia y prevenir o paliar su efecto, aumento de grasa corporal, disminución de tono muscular, osteoporosis…

  • Ejercicio tras la menopausia

El riesgo de una mujer para muchas enfermedades como el cáncer de mama, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas aumenta durante y después de la menopausia.

Hacer ejercicio y mantener un peso saludable es una excelente manera de evitar el aumento de peso y la pérdida de masa muscular. Trabajaremos con una buena planificación de ejercicio que nos ayude a mantener objetivos realistas y alcanzables huyendo del estrés y la frustración.

Mujer en el embarazo

El embarazo es un estado que no debe limitar la actividad de la madre.

El método Pilates es una técnica  indicada en la mujer embarazada gracias a que el cuerpo humano es entendido como una globalidad así como sus diferentes estados. Es un método seguro tanto para la mamá como bebe, porque:

  • El impacto existente es nulo.
  • Se trabaja a intensidades moderadas.
  • Los ejercicios se van adaptando al estado y cambios posturales de la madre.

Algunos de los efectos beneficiosos:

  • Fortalecimiento muscular.
  • Trabajo respiratorio.
  • Mejora de la circulación vascular (alivio de la pesadez de piernas).
  • Reeducación postural.

Un estado físico adecuado durante el embarazo ayuda a reducir y prevenir las molestias relacionados con el mismo y facilita la recuperación postparto.

 
«La práctica regular de ejercicio y una correcta alimentación es la herramienta más eficaz para luchar contra la osteoporosis y la sarcopenia (pérdida de masa muscular).»

Entrenamiento para la mujer.

 
 
Call Now Button722 41 93 40